miércoles, 17 de julio de 2013

NOS VAMOS DE VACAS!

Buenas a tod@s!

Si hace una semana, os hacía un resumen de lo acontecido en mi "Rodrigue's week", ahora toca informaros de mi ausencia en el mundo real durante un par de semanas.
Sip, amigos y amigas, nos vamos de vacaciones a la montaña, lejos del ajetreo urbano, las comodidades que nos aperran y de la modernización. A lo salvaje, vamos!

-Te ví a anseñá como se cassa un coneho...ar tanto!
Por lo tanto...el blog queda en "semi-out" hasta mi regreso. Pero nada os impide dejar comentarios o ponerte a petar en mi auséncia... Pero "ojo, piojo!" que os puedo enviar a mi prima, la del Zumosol!



Y buenas "vacas" a todos!

video

domingo, 14 de julio de 2013

MARCA DEL ESTE (sesión XII)

Tras unas semanas de descanso, donde recuperaron el ánimo y sanaron las heridas de su última aventura en busca del cuerno de unicornio, el grupo se encontraba en la Jarra del Oro, disfrutando de una buena cena, refrescante cerveza y la melodía y la diversión de un bardo llegado a la ciudad.
Atrás quedaba el recuerdo de lo acontecido con el califa y la princesa...era momento de pensar en el futuro.

De repente, un estridente crujido, puso en alerta a toda clientela de la posada. Y el crujido, fue acompañado poco más tarde por el hundimiento de parte del suelo del local. El piso, cedió para dar paso a un enorme boquete y a una oscura gruta que se internaba en el su-suelo de Robleda.
La gente no tubo tiempo de recuperarse de lo acontecido, ya que comenzaron a dibujarse unas grotescas figuras entre la humareda del preocupante accidente.
Eran unas figuras humanas, pero se movían lenta y descoordinadamente...eran zombies!


Los aventureros conocían el peligro de enfrentarse a ese tipo de criaturas no muertas y, con máxima precaución, acabaron con ellas sin provocar bajas en sus filas.
Lo preocupante era la vestimenta que portaban los zombies. Iban vestidos con el hábito de una orden famosa en la Marca: los monjes de la orden de Maredon, una orden dedicada a la recopilación del saber el aquellas tierras.

Zombies...monjes...orden de Maredon...? Algo no pintaba nada bien!

El grupo decidió investigar lo sucedido de la forma más directa: dirigirse al monasterio de Maredon e investigar lo sucedido.

De nuevo con el equipo, el uniforme y las armas de aventura, el grupo se dispuso a viajar cuanto antes hasta el lugar donde se encontraba el monasterio. Pero no esperaban encontrarse con...


El camino que llevaba hasta la entrada del edificio quedaba envuelto por una espesa y misteriosa niebla de origen algo inquietante. Niobe y Akela, percibían el mal en toda aquella zona, cosa que aún tensaba más los nervios del resto del grupo.

Avanzaron unos metros y un par de luces de antorchas, parecían darles la bienvenida. Lástima que las luces también fueran acompañadas por unas flechas que buscaban la muerte de los mercenarios. Tras avanzar contra aquel enemigo desconocido, descubrieron la presencia de...esqueletos?
Aquello se ponía cada vez más interesante... Nada bueno encontrarían en aquel lugar.

Acabaron con los guerreros sin vida, pudiendo avanzar bajo la sombra de una criatura alada que les lanzaba alaridos que encogía el corazón del más valiente. No sabían que criatura era la que provocaba aquel terror, ya que la niebla ocultaba su auténtica forma.

Al entrar en el monasterio, hicieron frente a una comitiva de nuevos esqueletos que se encontraban en una sala, buscando algún tipo de objeto en un altar de madera. Tras darles muerte definitiva, descubrieron que los estaban buscando era un cofre con un medallón de símbolo sagrado que otorgaba cierta protección contra las fuerzas del mal que allí reinaban,

Era momento de continuar investigando el porqué de aquel ataque de los zombies monjes, de la invasión al monasterio, y el responsable de todo aquel suceso maligno.

Una puerta de doble hoja, parecía dar paso a la sala de oración. Allí, los miembros del grupo escuchaban el murmullo de unas oraciones. Podrían estar, el resto de monjes, aguardando la llegada de ayuda? Solo había una manera de averiguarlo...

Ciertamente, la sala de oración, estaba repleta de hermanos de la orden de Maredon...pero ya en estado de no-muertos. Guiados por las órdenes de un clérigo poseído, los zombies comenzaron un largo y peligroso combate contra Akela, Pestus, Niobe, Grant y Ginebra.


Recibieron heridas, provocaron bajas en las filas enemigas, peligró la vida de algunos componentes del grupo, dieron muerte definitiva al enemigo... Fue un combate épico donde la vida y la muerte se mezclaba intensamente y parecía no conocer fin.

Finalmente, y cuando todo parecía estar perdido, la determinación y valentía de algunos aventureros, fue el detonante para conseguir una victoria en aquel encuentro...pero a un alto precio.
Y solo era el principio de la exploración del monasterio!

jueves, 11 de julio de 2013

THE RODRIGUE'S WEEK

Pues...sip, amiguitos mios, he estado toda una semanita yo solito por casa, sin goblins y sin “muhé”. Y eso ha dado para muchas cosas...y no todas las que tenía programadas hacer!
Pero comencemos por el principio...

La cosa comenzó con el alquiler de una parcela en un camping, pequeño y tranquilito, durante todo el mes de julio. Mi santa esposa es una crack encontrando ofertas y chanchullos por internet, y la cosa pintaba realmente bien. Tan bien, que se montó con una amiga nuestra, una salida de madres con los respectivos hijos, dejándonos a los maridos en casita para saber si sobreviviríamos durante siete días sin la família.
La primera noticia fue impactante: una semana solo? Diossss...cuanto tiempo para hacer todo aquello que no puedes hacer durante el año! Y rápidamente la lista de frikadas comenzó a tomar forma.

Y, hoy mismo, ya ha pasado la fabulosa semana. La familia de vuelta y atrás quedan los días de rodríguez que me he “pegao”. Y que he hecho en estos días? Pues...

-Zamparme, casi entera, toda la serie de “Juego de tronos”. Casi entera porqué me faltan los 5 últimos capítulos de la tercera temporada. “Enganchao” estoy y la estoy disfrutando a tope. 
 
 
Me ha pasado igual que con “Lost”. Soy incapaz de seguir una serie por la televisión. Es decir: ser religioso en estar el día y la hora delante de la tele para seguir la trama de la historia. No puedo... Prefiero esperar a tener todos los capítulos y hacer tandas de 3 o 4 horas disfrutando como un “monico”.

-Avanzar un poco (demasiado poco) en un juego que me compré de segunda mano para la Wii: Zelda. Reconozco que cada vez me cuesta más ponerme delante del televisor y echar alguna partidilla...me canso rápido. Pero durante unas horas nos hemos dejado llevar por la la historia de este juego legendario.

-Disfrutar de la lectura de “Los héroes”, de Joe Abercrombie. Ya había leído la trilogía de “La ley de las espadas” y me quedé fascinado de la historia, los personajes y la narrativa. Ahora inicio una nueva lectura con nuevos personajes y otros ya conocidos (Dow el Negro), pero las sensaciones son parecidas: un muy buen libro.

-Actualizar un poco las crónicas de las sesiones de juego de la MARCA DEL ESTE, así como también ir puliendo las últimas sesiones que nos quedan de esta larga aventura. Más adelante, me pondré en serio con un post donde me gustaría analizar y valorar la partida, el sistema y como ha ido toda la campaña.

-Realizar una obligada salida de Friki Day y visitar las tiendas de Barcelona que más me gustan para satisfacer mi frikismo. Especialmente Kaburi, donde me compré el Apocalypse World, un juego de rol de tinte post-apocalíptico con muy buena pinta. Estoy en plena lectura y con ganas de probarlo en breve, en alguna partidilla de verano, para saber qué tal se “menea”. La ambientación muy interesante, oscura e intrigante, y un sistema de juego curioso...pero aún estoy en faena de conocer como funciona.


-Cine para ver Star Trek. Peli entretenida, divertida, con mucha acción, buenos efectos especiales, etc..., pero a mi el universo trekkie...pues, como que no me va mucho! Nos reímos un rato largo con todo lo referente a la mítica serie, films y personajes. Sin que nadie se ofenda, pero siempre me ha dado la sensación de ser una futuro algo...snob?...por no decir marikilla!

 -Pero tu me has visto? Si parece que vamos en pijama!!!

Reconozco que soy más de Star Wars, porqué tanto uniforme bien planchado, ese diseño de vestuario, naves tan mega-tope-fashion, pistolitas laser que más bien parecen de agua, todo el mundo tan guapete...puessss, como que no me lo trago! Y cierto que estas últimas películas me han cambiado un poco (muy poco) esta visión. Pero bueno...

 Zoe Saldana...una buena razón para no perderse la peli.

Y a parte de alguna sistecilla, salir a correr, entrenar para el volei playa, quedar para cenar, arreglos varios en casa, etc., me ha faltado tiempo para hacer más cosas. Pero también para echar de menos a los míos y alegrarme de la vuelta.

Ahora a disfrutar del veranito al completo!

viernes, 5 de julio de 2013

MARCA DEL ESTE (sesión XI)

Tras enfrentarse a un pequeño grupo de guardias que realizaban su pertinente ronda de vigilancia, decidieron que el mejor camino a seguir era volver por la peligrosa celda del enorme troll. Sabían que era un riesgo a correr, pero mejor que tener que enfrentarse al resto de celadores armados de la prisión de Frysev.

Deshaciendo camino, y esta vez con algo más de coordinación y estrategia de grupo, consiguieron traspasar el cubil de la criatura troll sin demasiados problemas. Salvo que...
Uno de los ataques del monstruo, alcanzó a Logan (el prisionero que habían liberado y sospechoso de ser en realidad un licántropo) provocando en el un estado preocupante y algo alterado. Era evidente que su transformación a hombre lobo comenzaba a manifestarse...
En este punto, el grupo tenía serias dudas sobre qué hacer con él: matarlo o dejarlo en libertad. Finalmente, y con remordimientos de Akela, dejaron a Logan atado pero con facilidades para liberarse. Llegar a volver a ver la luz del día, dependería de él solo.

La salida de la prisión fue rápida y sin demasiados problemas. Acto seguido y sin perder tiempo, llevaron a Grigor en presencia de Gemell, tal como habían acordado.
Ahora solo faltaba realizar el último de los encargos y podrían conseguir el antídoto para Akela. Un último trabajo para liberarse de la deuda con Gemell.

La misión consistía en entrar en la torre de Frysev y robar un libro en el que Gemell estaba especialmente interesado: un tratado nigromántico visirtani. Evidentemente, los aventureros no conocían su contenido, solo el título del volumen: Kitab al-Azif.
Encargo especial para ladrones expertos, el grupo se dispuso a introducirse en el torreón y sustraer el libro con la máxima rapidez posible. 

El primer obstáculo con el que se encontraron, fue un panel en el que aparecían muchos y variados símbolos desconocidos para todos ellos. Tras analizar la situación, llegaron a la conclusión que debían activar uno de los iconos, para poder abrir el muro que les barraba el paso.
El recuerdo de uno de ellos, les llevó a la llegada a Frysev y cunado salvaron a Niobe de la paliza de aquellos maleantes. Recordaron que uno de ellos llevaba un pequeño pergamino con un dibujo que aparecía en el panel del torreón. Era el de un punto negro...
Desafiaron a la fortuna, presionando el dibujo del punto negro, activando el muro y consiguiendo que este se abriera.

Habían superado el primero de los enigmas, pero aún no tenían el libro en su poder. Otro muro les frenaba el avance...


Este segundo muro era algo enigmático: mágicamente, apareció una boca que parecía decir alguna cosa...”comida”? Algo extraño, sí, pero no era momento para poner en duda los métodos de seguridad del torreón. Tras darle algo de comer, el muro se abrió de nuevo para dar paso a un pasillo con inscripciones en el suelo.
A cada baldosa, una letra... Como debían traspasar aquel pasillo que, suponían, estaba plagado de trampas?
Siguiendo la nota que habían conseguido de los bandidos, obtuvieron (no sin discusiones) la respuesta al enigma: debían pasar por las casillas que seguían la frase “Mi querido Svennard”.

Tras superar el pasillo, llegaron a la sala donde se encontraba el volumen demandado por Gemell: el
Kitab al-Azif.
Era momento de saldar la cuenta con el mafioso de Frysev, no sin tener cierto temor en entregar un libro nigromántico a un peligroso ciudadano de aquella peligrosa ciudad.

Tras la entrega y obtener el antídoto para Akela, decidieron salir cuanto antes de Frysev. Un unicornio les estaba esperando, y el grupo quería volver cuanto antes a Robleda y olvidar todo aquel asunto.
Tras unos días de tranquilo viaje, llegaron al bosque donde decían podía encontrarse el legendario Karkadann. Pero no solo habitaba aquel lugar la mágica criatura, si no otros peligros, como el que tuvieron que hacer frente: una arpía.


Consiguieron abatirla y arrancarle la vida, continuando con su búsqueda...

Fue entonces, cuando consiguieron encontrarse cara a cara con el unicornio. Solo Akela y Ginebra, conseguían acercarse sin asustar al animal astado. Estaban a escasos metros de la criatura, querían conseguir el cuerno sin provocar daño alguno al animal...pero una flecha salió disparada de uno d ellos arcos de la guardia de la princesa, hiriendo de muerte al mágico ser.
La ira y el enfado se desató entre los componentes del grupo: era necesario matar al unicornio? Porqué no se había respetado aquella decisión?
Todos miraban con desprecio al soldado arquero y con furia a la princesa, hermana del califa. Aquella misión no había salido como habían deseado, y solo querían acabar con ella cuanto antes.
Obtuvieron el cuerno e iniciaron el regreso a Robleda...

Solo el mensaje tranquilizador de los paladines, alegró un poco el final de la aventura: sabían que, aún y la muerte del unicornio, esta era una criatura eterna e inmortal...renacería de la muerte para volver a correr por aquellos bosques.


El camino de vuelta fue triste, silencioso y cansino. Era momento de descansar, sanar heridas y dejar atrás aquel estúpido encargo para que un califa tuviera descendencia.
Llegaron a Robleda y entregaron el cuerno, obtuvieron su recompensa y las disculpas de una princesa arrepentida de todo lo sucedido.

Era momento de olvidar...

miércoles, 3 de julio de 2013

MARCA DEL ESTE (sesión X)

Entraron a la prisión, situada en la planta subterránea del torreón de Frysev, por medio de un pequeño túnel de alcantarillado. Era la forma más rápida y sigilosa de entrar en un lugar plagado de la peor calaña de la ciudad. Prisioneros, sí, pero peligrosos igualmente.

Moviéndose siempre con cautela y sigilo, el grupo fue inspeccionando, sala a sala, los diferentes espacios de las mazmorras en busca de Grigor, el amigo de Gemell.

En una de las primeras salas, se toparon con lo que parecía una sala de torturas. Allí, un hombre esposado, esperaba la llegada de su hora de muerte...o una tortura que lo llevaría hasta ella de una forma dolorosa.
 
La sala de torturas...más o menos!

El grupo se acercó, pactando con aquel hombre que lo liberarían con la condición que los llevara hasta su objetivo. Lo más inquietante era que Akela y Ginebra, tenían serias dudas sobre si aquel desconocido, que se presentó bajo el nombre de Logan, era un licántropo...y eso no eran más que nuevos y temerosos problemas.

Continuando su camino, abatiendo a un grupo de guardias que realizaban su obligada ronda de inspección, llegaron a una gran celda que barraba su paso. En ella, un enorme troll, parecían haber sido encarcelado hacia décadas y pasaba sus días en aquel apestoso lugar.
La única manera de continuar la exploración de la prisión era pasar por la celda del troll o buscar un camino alternativo, que parecía ser el del comedor de la guardia. Esta última opción solo conseguiría dar la voz de alarma y llamar a la guardia para empeorar la situación.
Decidieron traspasar el agujero del troll, no sin tener varios problemas de coordinación con las aberturas de las puertas, consiguiendo llegar al otro lado de la celda sin tener que enfrentarse cara a cara con ala enorme criatura.

La siguiente prueba era traspasar los dormitorios de la guardia, donde se encontraban 3 soldados descansando, bajo el máximo sigilo posible. Pestus fue el encargado de cerrar los accesos a la sala, evitando la llegada de más compañeros de la guardia.

Tras un combate rápido y efectivo, los aventureros consiguieron llegar a unas celdas donde un nuevo enigma les aguardaba. En dos salas continuas, se encontraban dos hombres de idéntico aspecto: robustos, calvos y con barba canosa. Justo la imagen que les había ofrecido Gemell de su amigo Grigor. Así pues...existían dos Grigors?

Aquello era un nuevo dilema: quién de los dos era el verdadero? El buen acierto en las preguntas realizadas por los miembros del grupo, dieron su fruto: desenmascarar a un doppelganger que se hacía pasar por el humano a quién venían a rescatar.

Era momento de salir de allí cuanto antes! Pero qué camino escoger: el comedor de la guardia o nuevamente la celda del troll?
Una decisión difícil...

OFF-ROL: Volvemos a estar activos y en estos próximos días (casi a diario, diría yo), aparecerán las crónicas de las últimas sesiones de juego. El objetivo es ponernos al día para continuar, de forma actualizada, nuestra aventura en la Marca.

Saludos y gracias por pasar por aquí!