miércoles, 23 de octubre de 2013

PASANDO POR AQUÍ...

Me paso por aquí para poneros un poco al día de lo que se cuece en “Friki Mode” en la casa de La Partida del Lunes. Y pasaré de una cosa a la otra, así, en un pim-pam...

Para comenzar, informaros que el pasado lunes pudimos iniciar el experimento rolero de Alcalde, con su interesante partida con ambientación Alien. Y, la verdad, es que fue más que interesante... Para comenzar, el hecho de tener un referente claro de trasfondo, hace que en cierto modo te metas más en la situación. Recuerdas escenas, vuelves a sentir la intranquilidad de los momentos tensos, te imaginas a los personajes de la película... (de la primera y la mejor de la saga Alien, por supuesto!).

 Solo nos faltaban las braguitas...

Nos quedamos en una sesión y ahora falta el desenlace, pero pinta “bonito, bonito...”

Este sábado, y cambiando de tema, celebramos una nueva actividad de nuestra asociación El Pati. Esta vez se trataba de la Pati-Rol, donde pudimos disfrutar de las partidas de la Pathfinder Society por la mañana, y de Cthulhu y fantasia-medieval-juvenil por la tarde. Y vamos por partes...


Con la Pathfinder, pude inaugurar el recién nivel dos de mi Donayed Olesson (guerrero humano) con una interesante y entretenida partida. Y reírnos mucho, por supuesto!
Durante la tarde, tenía preparada una partidita por si eramos muchos jugadores. Algo con esta sinopsis:

“Habéis sido llamados a la capital de Reinos Recordados, la fastuosa ciudad de Meme-Oh-Toha, por la reina Sofría de Murenas. El destino de los reinos está en peligro y solo vosotros podéis evitarlo.
La oscura sombra del ejército de poderoso mago Malus Kagontó, se precipita hacia la capital, y con ellos, una muerte dolorosa y segura.
Solo un objeto arcano podrá evitar tal destrucción: la épica y poderosa espada Escúbidur, forjada por el maestro enano Torrebruno, podrá acabar con el poder de Malus Kagontó. Pero no será un viaje tranquilo...muchos peligros aguardan a los aventureros. Serán capaces de conseguir su objetivo y liberar a Meme-Oh-Toha de su terrible destino.”

Pero la asistencia no era para tirar cohetes, así que me dispuse a jugar a Cthulhu, que tenia ganas... Pero cuando teníamos los personajes delante... Aparecieron unos jovenzuelos (13 o 14 años) con ganas de probar eso del rol. 


Así que...me los pillé por banda e improvisé una partida, tomando como base la estructura que había pensado, pero rebajando muy mucho el nivel erotico-festivo de la idea que me había preparado.
Y la verdad es que se lo pasaron en grande y con ganas de más!
Poco a poco, nuestro ejército de nuevos frikis se va cohesionando... MU-HA-HA-HA-HA!!!

Que másssss... que he comenzado a ver la serie de “La cúpula” y me ha parecido, como mínimo, interesante. Seguiremos con ella y esperaremos que no se quede en poca cosa.
De momento he visto un par de capítulos y promete. Aún es pronto para hablar de guión, actores, etc., pero nos tuvieron enganchados durante la duración de los capítulos. Ya os informaré...o no...sobre qué me parece.

Ah, importante! Os hago un “copiar y pegar” del correo que he recibido de Tiberio y su proyecto de “Revista de Rol”.

Hola socio:
Acabamos de superar la barrera de los 5.700€, y estamos tan sólo a 800 del éxito de la revista, a falta de 10 días eso son 80 euros diarios, yo creo que está más que asegurado, pero no debemos dormirnos en los laureles ni confiarnos.


Como dije hace unos días: ya tardáis en colaborar!

Y para acabar, una consulta de reglamento:

-En un encuentro, si eres atacado en carga por una bárbara como la de la foto...cual es la mejor táctica a seguir?
Espero vuestras respuesta...


Y poco más. Solo pasaba por aquí y mira como ha quedado todo...

domingo, 20 de octubre de 2013

MARCA DEL ESTE (sesión XVIII)

El momento de acabar con la amenaza de la Marca y con el responsable de toda aquella organización que deseaba someter a los habitantes de Robleda, Marvalar y Arakha, bajo la tiranía de los Serpentis, estaba a punto de llegar.
Pero estaban en un lugar donde el peligro se escondía tras cada esquina, en cada sombra...incluso en el ambiente se notaba la tensión del momento.

Tras bajar unas estrechas escaleras, el grupo se encontraba en una sala con decoración precisa al culto de la serpiente. En las paredes, aparecía el símbolo que meses atrás (y de forma sucesiva) iban encontrando en sus investigaciones. Una remachada puerta de metal, frenaba su avance hacia el interior del templo.
La puerta presentaba la cara de una serpiente y, un orificio de la medida de una mano, se situaba en lo que era la mano del reptil. Se dejaba entrever que, para entrar a la siguiente sala, se tenía de meter la mano por el agujero a modo de cerradura... Pero aquello podía ser muy, muy peligroso. A saber que sucedería al meter la mano en aquel oscuro agujero!


Pensaron que podían utilizar uno de los brazos de los zombies vencidos en el exterior para averiguar lo que podía suceder en el peor de los casos. Y fue una muy buena idea... Al meter una de las extremidades del cadáver andante, escucharon un sonido parecido al de una espada cortando el aire, descubriendo que la extremidad salía con un corte perfecto que había seccionado la mano de esta.
Tenía que haber otra manera de entrar...

Pestus observó que en el suelo de la sala, aparecía la imagen de una enorme serpiente grabada. En sus ojos, dos preciosas piedras de jade, que atraían la curiosidad de cualquiera que apreciara una buena joya.
A su vez, también observaron que la serpiente de la puerta, mostraba unos orificios a mono de ojos...de la misma medida que las piedras de jade. Podría ser una forma de abrir la puerta...

Efectivamente! Después de sacar los ojos a la serpiente de piedra, los situaron en la de la puerta y esta, se abrió.

Ante ellos un pasillo que se bifurcaba en tres: uno central y dos que se escurrían a derecha e izquierda.
El grupo se separó unos metros para investigar donde llevaban aquellos pasillos, descubriendo en uno de ellos, la existencia de más zombies.
El máximo peligro de aquel encuentro no fue el enemigo en sí, que conocían de su agresiva conducta, si no de los problemas de luz que tenían al tener que combatir bajo la luz de las antorchas y su poca durabilidad.

Con buenas estrategias, los aventureros vencieron y continuaron su exploración. Pero lo que encontraron a continuación no les ofrecía una mejor perspectiva de su situación en le templo de Serpentis.


Ante ellos, un intrincado laberinto lleno peligros por descubrir y sobrevivir. Akela, con su buena intención, propuso la idea que había escuchado de los sabios del templo donde se había formado como paladina: seguir siempre la pared de la derecha, una forma eficaz de salir del laberinto.
Y siguiendo el consejo de una de las féminas del grupo, iniciaron su largo camino por las entrañas de aquella sala.

Todo parecía ir bastante bien, pero... Tras una de las esquina, se toparon de cara con una criatura que no parecía ser fácil de vencer: un ankheg con pinzas temibles y peligrosa mandíbula.

Era un combate difícil, ya que luchar en un estrecho pasillo, podía resultar mortal para aquel que se encontrar en el frente de la contienda. Pero la fuerza de los más preparados para el combate cuerpo a cuerpo del grupo, fue decisiva para dar muerte a la criatura.
Tras aquel primer combate, decidieron avanzar con más cautela y buscar la manera de poder enfrentarse a los posibles enemigos del lugar, utilizando a su favor el terreno y participar en la lucha de forma activa.

Y fue muy útil aquella reflexión porqué, más adelante, el peligro de muerte se multiplicó por mil al tener que enfrentarse con el guardián de aquel salvaje laberinto: un contemplador.
Situados tras toda esquina posible, con ataques a distancia, cuerpo a cuerpo y magia, fueran desgranando la vida de la temible criatura hasta darle muerte.


Alguna trampa, movimientos sigilosos para no toparse de nuevo con nuevos ankhegs, tesoros perdidos en los pasillos...finalmente encontraron la salida de aquel infierno.
Agotados, heridos, pero con la voluntad inquebrantable de continuar adelante, avanzaron hasta lo que parecía la antesala de la sala del trono de Serpentis: una enorme sala con alta columnas y amenazadoras sombras escondidas tras ellas.


domingo, 13 de octubre de 2013

A COLABORAR TODO EL MUNDO...PERO YA!


Hoy, con la resaca de la Pati-Night y nuestra más que interesante partida de Pathfinder, os vengo con una noticia que, seguro, muchos ya sabéis, pero no está de más dar “bombo y platillo” por si alguno se ha quedado algo traspuesto. Os traigo la propuesta de Tiberio y su Revista de Rol.

Como uno de los mecenas, vía crowdfunding en Verkami, de la Revista de Rol, me gustaría que le dierais una vistazo a la entrevista que en Memorias de un rolero (otro que hay que recomendar!) le hacen a Tiberio y, aunque sea a punta de pistola, colaboréis en esta fabulosa idea que nos pondrá morcillones a muchos de nosotros.

No creo que deba decir mucho más, ya que en la entrevista queda todo muy, muy clarito... Va, que solo quedan 20 días y no nos podemos dormir en los laureles.

Ánimo Tiberio, que esto ya está hecho!
Saludos

sábado, 12 de octubre de 2013

MARCA DEL ESTE (sesión XVII)


Después de lo vivido en los pisos superiores de la guarida de los asesinos seguidores de Serpentis, este último encuentro se les antojaba al grupo de aventureros algo atractivo. Deseaban encontrar el plano donde les informaría de la localización del templo de la secta que estaba atacando progresivamente la ciudad de Arakha y, a su vez, intentaba dominar toda la extensión de la Marca.

La máxima dificultad del lugar donde debían enfrentarse a Gridmer, líder de los asesinos, era el hecho que el grupo se encontraba en una estrecho pasillo en forma de “L”, impidiendo una buena distribución de los aventureros.

Pero no tuvieron demasiado tiempo para establecer un plan de ataque... Un pequeño resbalón de uno de ellos, dio la voz de alarma a la guardia personal de Gridmer: dos enanos guerreros con cara de pocos amigos.

Mientras Niobe, Pestus y Akela, se encargaban de los dos enanos (no sin dificultades), el resto del grupo se dirigía a los aposentos del líder asesino. Ginebra y Grant, aún tenían la “suerte” de estar acompañados por Antoñito y Fredegar

La balanza de la posible victoria en el combate cambió constantemente de bando: cuando parecía que el grupo acabaría con los enemigos, estos recuperaban fuerzas y realizaban ataques que dejaban en igualdad a los contrincantes. Pero finalmente, Gridmer y el último de sus enanos, parecían estar rodeados y con pocas fuerzas para vencer el encuentro.

Fue en ese momento que los asesinos, en un desesperado intento de huida, lanzaron una bomba de humo, provocando una atmósfera de poca visión que propiciaba al escape. Pero el grupo ya estaba curtido y experimentado en aquel tipo de situaciones, evitó que el asesino escapara...con una muerte segura.

 No lo parece...pero ahí está el líder asesino y su enano guerrero.
 
Tras investigar la guarida de los Serpentis, y hacerse con todo aquello de valor que les pudiera ser útil, el grupo se dispuso a poner al corriente ante el rey Neref.

La recompensa fue considerable, así como los honores y los agradecimientos... pero también las nuevas demandas del monarca. Neref estaba convencido que el inminente ataque de los Serpentis a la ciudad de Arakha, y a toda la Marca, estaba al caer. Necesitaba a alguien capaz de acabar con aquella invasión...desde dentro.

Así pues, Pestus, Grant, Ginebra, Niobe y Akela (acompañados por Antoñito), se presentaron “voluntarios” para llegar hasta el templo escondido de Serpentis y acabar con aquella oscura invasión.

Tras unos días de camino por tierras áridas y desérticas, los aventureros avistaron el templo: un promontorio con un grupo de altas columnas que mostraban la entrada al templo. Nada parecía mostrar los indicios de una futura invasión, al contrario: era un templo semi-derruido y totalmente abandonado. Pero no debían fiarse...

Antes de internarse en las proximidades del templo, Ginebra tenía algo pendiente que hacer: liberar a Antoñito. Tras acordar que el futuro del antiguo asesino sería el de la “buena vida”, marchó dirección la urbe para rehacer su futuro.

 El templo de Serpentis...má o meno!

No existían signos de criatura viviente en los alrededores del templo, solo unas inquietantes marcas de zarpazos en la base de las columnas que daban la bienvenido al lugar sagrado. Y pronto averiguarían el origen de aquellas marcas...

de la base arenosa de la columnas, aparecieron 8 zombies mostrando unas garras afiladas y deseosas de teñirse de sangre. Un nuevo encuentro que solo les daba la bienvenida de lo que sería una inquietante experiencia en sus vidas.

No siendo una gran amenaza para el grupo, tuvieron sus dificultades para conseguir la victoria, ya siendo por el número de enemigos como por el acierto de los no-muetos en sus afilados ataques.
Poco a poco, las criaturas dejaban de ser un problema bajo los ataques a distancia de Ginebra y Pestus, y los de melé de Grant, Akela y Niobe. Cad uno sabía qué hacer y como... Pasaría lo mismo en el interior del templo?

lunes, 7 de octubre de 2013

LO QUE TOCA A PARTIR DE AHORA

Hoy es lunes...teóricamente, día obligado para nuestras extraordinarias sesiones de La Partida del Lunes...pero...una maldita reunión de padres ha tirado al traste un interesantísimo experimento rolero de nuestro socio Alcalde.
Pero os pongo al día para que que se os haga la picha un lío...

La semana pasada, dimos por finalizada nuestra campaña de módulos de la Marca del Este. Fue un final apoteósico, épico, sorprendente y...destornillante! Algo que, seguro, recordaremos durante muchos años en nuestros encuentros “extra” (mayormente comilonas) fuera de las habituales sesiones de juego (que por cierto: YA TARDAMOS EN MONTAR UNA BARBACOA!)

 Hay que poner fecha antes de acabar la semana... 
SSSSSLLLLUUUURRRRPPP!!!!

Sé que aún tengo pendientes de colgar las últimas crónicas de partida, pero poco a poco nos pondremos al día.

Por lo pronto, Jorge ya tiene a puntito su partida de la Llamada de Cthulhu, y nosotros nuestras fichas de personaje. Y la cosa pinta interesante, interesante...
Lo que no tengo seguro es si podré colgar las crónicas de esta partida. Voy “pillao” de tiempo, tengo alguna cosilla en mente que me ocupará más tiempo del que tengo, y no tengo ganas de demorarme en las entregas de las sesiones de juego.
Puede que Jorge se anime a escribir lo que sucede los lunes, pero liado como va...no aseguramos nada.

 Uniforme que lucirá Jorge cuando haga de "master-cabrón".

Durante el tiempo que Cthulhu nos lleve por los caminos de la “no cordura”, me gustaría ir actualizando el blog con cosillas nuevas. Tengo algún relato nuevo, informar de novedades, seguir la movida Pathfinder, intentar dar a conocer más el blog...

Pero antes de iniciar la nueva misteriosa aventura de Jorge, Alcalde tenía ganas de testear una partida de ambientación futurista (al más puro estilo Alien, si no me equivoco...) con una potente base interpretativa, de roleo entre personajes, notas secretas y engaños por descubrir.
Según él, la partida durará solo una sesión, pero si que es indispensable que estemos todos el día que lo echemos “pálante”. Y hoy, entre mi reunión de la escuela y que Enric no estaba... cagada pastoret!

Pero la semana que viene: fijo!

Y en estos días...puesssss... Inicio de curso tranquilo, operación a mi goblin de unos quistes en la mano (todo bien, por suerte), próximo fin de semana de Rodriguez por el viaje de mi mujer al Festival de juegos de Córdoba, la Pati-night y la Pati-Rol al caer, volver a Skyrim con un mago-guerrero (te odio Juan por volverme a enganchar! Jejeje), ganas de montar algo en Roll20, las partidas de Umbría, otra vez liado con los libro-juegos...
Ya veis: muy tranquilo todo y sin demasiado estrés (cagontó lo que se menea!!).

Terapia anti-estrés para roleros hiper-activos.

Saludos y nos vemos por aquí...y comentad, que es de las pocas cosas que aún son gratis!
Nanuk

martes, 1 de octubre de 2013