domingo, 19 de enero de 2014

NOS CIERRAN EL CINE...POR APENDICITIS!

El título de esta entrada puede llevar a la confusión, pero es el resumen de lo sucedido en esta semana llena de “movidas” que ha trastocado un poco el día a día de La Partida del Lunes.
Pero lo mejor es que nos metamos en el ajo y vayamos aclarando lo que ha pasado en estos siete días, evitando que la gente no se asuste y comience a pensar “y este tío que sá fumao!”.

A ver...que nos cierran el cine! Sí, amiguitos míos, nuestro tan querido cine Kursal ha cerrado definitivamente sus puertas. El por qué? Bien simple: se debe invertir en nuevas máquinas de proyección para los nuevos formatos de películas que nos llegan, y no nos llega el presupuesto para todo eso. “No hay manitas, no hay galletitas”, como decía aquel.
Y es una lástima, porque estamos hablando del Kursal, el único cine que existe en Igualada, capital del Anoia (Barcelona). Y que una capital de comarca no tenga cine...un poco penoso, creo yo.


Y si bien es cierto que últimamente ir al Kursal era bastante deprimente por el poco público que asistía a los pases, personalmente creo que el error de cálculo viene de años atrás, cuando la cosa iba algo más boyante. Por que mira que se han visto colas importantes en el Kursal. Recuerdo las de Rocky, o Pretty Woman, o Titanic. Pero ahora...

Que sí, que es caro ir al cine. Caro de co*ones. Que si te vas a ver una película, sales que te has gastado 10 euros en 2 horas, entre la entrada, la cola, las palomitas, etc. Y soy d ellos que me gusta ir al cine, disfruto mucho viendo aquella enorme pantalla, sintiendo me me meto en la historia que me explican (aunque alguna sea un auténtico truño del copón!).

Pero lo que le ha pasado al Kursal es que, cuando le tocaba reformarse y actualizarse (mejorar salas, más espacio entre butacas y mucho más cómodas, mejorar maquinas, sonido, etc.), se quedo en punto muerto y que los años pasaran sin muchas (o ninguna) mejora. Y ahora, ir a un cine normalillo, cuando tienes un multicine de toda comodidad, oferta y servicio a escasos 25 minutos...pues la cosa pesa.

Y me sabe mal que cierren el cine de toda mi vida, aquel que me ha transportado a historias grabadas en mi recuerdo como algo mágico, con el que he disfrutado las grandes aventuras de miles de personajes, con el que he reído y llorado, con el que me ha dado los ingredientes para llegar a casa y soñar, el que me ha demostrado que con el cine uno puede escapar de su mundo y vivir otras vidas.

Qué bonico, er cine!
 
Hablando con un amigo, me comentaba que podría existir la posibilidad de organizar algún tipo de plataforma para salvar el cine Kursal. Pero, por muchas ganas que tengamos, los “elementos” van en nuestra cuenta. El cine bajado de internet esta haciendo mucho daño, los precios son excesivos, mantener un espacio (y toda su infraestructura) es costoso en tiempo y dinero, etc.
Porqué seamos sinceros: todos nos hemos bajado una peli de torrent o de la mula o de donde sea...Pero la magia de ver la película en “toda” su extensión, no la consigues en la pantalla de casa. No es lo mismo ver a Gandalf luchando contra el Balrog, en “El señor de los anillos”, en pantalla de cine que en la tele del comedor. Por mucha pantalla que tengas!


Y ahora qué? Pues ya se verá... De momento nos tocará desplazarnos hasta Abrera o Manresa para ver los últimos estrenos. Y puede que alguno se quede en el camino por el tema de distancia, pereza de coger el coche, las multitudes, etc. El tiempo dirá...

Pero la sorpresa grande, grande de esta semana ha sido el “fasbuloso” ataque de apendicitis de mi Pequeño Goblin. Sí señor, con un par!
Durante toda la noche del domingo ya estuvimos en vela por las molestias del peke con el dolor de barriga. El lunes, nos confirman el tema apendicitis. Operan y...ahí llega lo bueno...viva y bravo por la semana que nos hemos pegado en el hospital!
Que si me quedo yo por las noches, que si los abuelos (unos santos!) se quedan con la Piltrafilla, que si permiso en el trabajo, que si enfermeras, que si medicación... Bufff, un infierno!
Y el Goblin tan pancho, todo ha ido a la perfección y es un auténtico campeón. Pero eso de pasar los días en un hospital, es lo más deprimente que te puedes tirar a la espalda.
Para comenzar, y que me perdonen los decoradores de centros médicos, no podrían pintar las paredes con colores algo más alegres? Ahí lo dejo...

La organización familiar consistió en que yo pasaba las noches en el hospital y hacíamos relevo a media mañana, para volver llegada la tarde-noche y disfrutar de unas laaaaaargas horas sin dormir (otra: que alguien se mire la butaca de acompañantes de las habitaciones: tortura de la buena, oyes!).

Que si hay quejas, las enfermeras
te pueden "ayudar" muy amigablemente...

Pero el hecho de pasar las noches en semi-vela, ha dado algo de fruto: revisarme el manual de Star Wars d6. Y es que hace tiempo que me gustaría jugar alguna partidilla en esta ambientación que tanto me gusta (mira, muchas de las películas las he visto en el cine Kursal!). Así que, entre lectura de “Ojos de fuego” del señor King, y actualizar mis partidas de Umbría, he podido esquematizar el sistema de juego y pensar alguna aventurilla.
Veremos si se queda en la libreta de aventuras por jugar o llega a ser una realidad.


Pero bueno, ahora todos en casa y recuperándonos de esta semana de locos. Y con unas ganas enormes de que sea lunes y poder jugar con los amigotes de La Partida del Lunes.
Lo que no tengo muy claro es que si comenzaremos la campaña de Pathfinder “by Alcalde” o seguiremos, por último día, con el Cthulhu de Jorge...

3 comentarios:

  1. El cierre del Kursal me ha dejado tocado.Puede que sea un sentimental pero aun me acuerdo aquellas tardes de domingo que la cola llegaba a la Pasteleria Pla.Buscando alguien que nos sacase las entradas para no quedarnos de pie,porque no seria la primera vez que veia una pelicula de pie al fondo de la sala o sentado en el pasillo(eso es lo que tenia la sesion continua).Y te daban dos peliculas por el mismo precio,con un descanso para ir al lavabo o fumarse ese cigarrillo.Seguramente no ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y la inversion en comodidad ha hecho que mucha gente marchase fuera a uno de los numerosos multicines.Pero yo quiero al cine andando¡,no quiero coger el coche y pegarme 30 km para sentarme en un sillon supermegacomodo.Yo quiero poder ir solo al cine si hacen una pelicula que a mi mujer no le gusta y a la salida que ella pueda esperarme y poder ir a hacer un frankfurt al Klein.Yo no quiero ir a Manresa y gastarme 30 eurazos para ver una pelicula,yo quiero mi cine,si es un poco incomodo me da igual(soy de los que veian las 12 horas de terror en el Rovi de Vilanova,y os aseguro que aquellos asientos si eran incomodos).Quiero sentarme en mi butaca,sin aglomeraciones y disfrutar de la pelicula porque son las peliculas las que hacen bueno el cine no los asientos.Probare de ir al Casal de Tous,no podra ser andando,no sera una pelicula de estreno,pero quizas y solo quizas,cuando entre en la sala vuelva a sentir laemocion del cine

    ResponderEliminar
  2. Creo en ese sentido que tenemos lo que nos merecemos,es decir nada de cine.La gente que siga descargándose películas gratis que siiiii que todo debe de ser gratis!!!

    ResponderEliminar